BARRICA AMERICANA

El conocimiento de los tipos de suelos y climas más apropiados para el crecimiento del roble blanco y su repercusión en los vinos, es un requisito fundamental para acertar con la elección de la madera más adecuada para cada barrica.

El roble blanco crece en bosques mixtos que se distribuyen a lo largo de la cadena montañosa de los Apalaches, desde Pensilvania hasta Missouri. Estados Unidos, regido por una fuerte normativa medioambiental, permiten la extracción controlada de los árboles. Los más apropiados se seleccionan para tonelería, pero sólo las tablas idóneas se envían para formar parte de las barricas para crianza de vino.

Los 24 meses de secado natural en el patio son fundamentales para la maduración de esta madera. El secado natural garantiza que la barrica aportará al vino la elegancia de taninos finos. Las notas aromáticas, desde vainilla, caramelo, avellana, especias suaves y matices de pastelería se desarrollarán durante la crianza del vino en funcion de la intensidad y tiempo de tostado acordado con el enólogo.

Solicita la ficha completa

Missouri

Kentucky

Ohio

Pennsylvania

Virginia

North Carolina

Indiana

Ir al contenido